Inicio · Blog

cabecera blog

Últimas entradas

LA IMPORTANCIA DEL COLCHÓN EN LAS FASES DEL SUEÑO

Es importante comprender cómo funciona el sueño para poder apreciar la importancia de elegir correctamente la superficie de descanso.

 

 


El sueño se divide principalmente en dos fases: REM y No REM. Esta nomenclatura viene marcada por el movimiento ocular realizado durante el sueño. La fase REM recibe su nombre del inglés (Rapid Eye Movement) y significa ‘movimiento rápido de los ojos’. Es en esta fase cuando generalmente soñamos.

La fase No REM puede dividirse en 4 etapas, por lo que en una noche pasamos por un total de 5 etapas (4 de sueño No REM y 1 de sueño REM). A grandes rasgos estas consisten en : 1ª somnolencia, 2ª ralentización de la respiración y pulsaciones además de relajación muscular, 3ª entrada en sueño profundo, 4ª sueño profundo, 5ª REM.

El conjunto de las 5 etapas viene a durar un total de 2 horas y se repite de forma cíclica a lo largo de la noche. Lo ideal es vivir cada noche un mínimo de 3 ciclos completos (6 horas) o de 4 (8 horas) mejor.

Cada una de esas fases tiene su importancia concreta; se segregan hormonas, se regeneran tejidos, se reordena la memoria, se asimilan nuevos conocimientos...

Lo normal, es que entre un ciclo y otro, haya un pequeño despertar que quizás no recordemos al levantarnos.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con la superficie de descanso? Si dormimos sobre un colchón inadecuado, puede que los dolores que suframos nos hagan despertarnos más veces de lo normal, o tener que darnos la vuelta varias veces en la noche, interrumpiendo con ello las fases naturales e impidiendo nuestro correcto descanso y recuperación física, mental y emocional.

Es muy importante elegir bien el colchón sobre el que vamos a descansar 1/3 de nuestra vida. Ayudar a nuestro cuerpo a respetar los diferentes ciclos y etapas de sueño afectará de forma positiva a muchos aspectos de nuestra vida, siendo uno de los factores más importantes para aumentar la calidad de vida.

 

Calificar el artículo

CLAVES PARA CONSEGUIR UN BUEN DESCANSO: LA DISTRIBUCIÓN DE PRESIÓN

En muchas ocasiones sufrimos dolencias físicas cuyo origen nos es completamente desconocido. No se nos ocurre pensar si están producidas por nuestra forma de dormir o por la presión que nuestro colchón ejerce sobre nosotros.



Cualquier tipo de presión que se ejerza sobre nosotros tiene un efecto físico. Si es algo muy leve como una presión que ejercemos con un dedo en nuestro brazo, podremos observar cómo aparece una marca más blanquecina en nuestra piel. Esto es debido a que la presión impidió que la sangre fluyese por los capilares más superficiales.

Si la presión es más fuerte, como la que puede llegar a ejercer nuestro hombro sobre el colchón cuando dormimos de lado, puede llegar incluso a dificultar la circulación de partes más importantes provocando que nuestra mano se duerma o la dolencia de algún músculo.

Es por ello que debemos preocuparnos de que el colchón absorba perfectamente la presión que ejercemos sobre él y se adapte totalmente a nuestra fisonomía. Esto se consigue mediante un colchón que sirva de soporte con una distribución de presiones uniforme. La distribución de presión es una de las claves para conseguir un buen descanso.

En Cliniconfort, para asegurarnos de que la distribución de presión es la correcta, realizamos una medición antropométrica y en función de los resultados obtenemos un colchón personalizado. Se trata de una prueba con una parte objetiva muy importante: la que otorga la sábana de presiones. Esta sábana nos permite saber si la persona que está acostada sobre el colchón distribuye su peso de forma uniforme.

El material más indicado para lograr este confort es la viscoelástica, pero esta debe de tener los centímetros de espesor adecuados según la zona del cuerpo que recoge y la base que ella tiene también debe impedir que esta no se deforme.

Prestar atención a esto y a nuestra salud postural hará sin duda que nuestro descanso sea más reparador y saludable, logrando un mayor confort, un mejor descanso y por lo tanto, un incremento en la calidad de vida.

 

Calificar el artículo

EL COLCHÓN Y LA ZONA CERVICAL

Las vértebras cervicales son las que se sitúan en el cuello entre el cráneo y las vértebras torácicas. Disponemos de un total de 7, denominadas C1 (atlas), C2 (axis), C3, C4, C5, C6 y C7 (vértebra prominente).

 

 

Su función principal es permitir la movilidad de nuestro cuello y soportar el peso del cráneo. Por ello es tan molesto sufrir alguna lesión en esta zona y tan importante cuidar la zona cervical a la hora de dormir.

Esta es una de las zonas más críticas a la hora de descansar. Para asegurar una correcta postura, influyen diversos factores como la firmeza del colchón, el tipo de almohada utilizado o la postura en la cual dormimos.

Colchón: es recomendable emplear un colchón viscoelástico, ya que dicho material  proporciona una gran adaptabilidad sin perder la firmeza necesaria para un correcto soporte de las cervicales, algo necesario para obtener el mejor descanso.

Almohada: Cuando nuestro cuello se relaja, las vértebras cervicales se acoplan a la almohada y por ello la elección de la misma es muy importante. Dependiendo de si dormimos de lado o boca arriba y de la anchura de nuestra espalda deberemos elegir entre un modelo u otro.

En definitiva, lo más importante es que cuando los músculos de nuestro cuello se relajen, nuestras vértebras estén en una posición saludable.

Calificar el artículo

INFLUENCIA DEL HÁBITAT EN EL DESCANSO

¿Qué importancia le das a la decoración y distribución de tu dormitorio?

 

 

El dormitorio es una de las zonas más importantes de la casa, pues pasaremos mucho tiempo en él. De los colores y decoración presentes en nuestro dormitorio depende en cierta medida nuestra calidad de descanso.

Existen multitud de factores que afectan a la percepción que tenemos del entorno: colores, materiales, texturas, ventilación, temperatura y distribución son algunos de ellos. Es importante elegir bien estos elementos pues la calidad de nuestro descanso dependerá de ellos. Para ello, en Cliniconfort, estamos preparando nuestra sección Cliniconfort Habitat, para proporcionarte no sólo el mejor colchón, si no también el mejor entorno para obtener un descanso perfecto.

Se ha demostrado que el impacto visual que recibimos al abrir la puerta de nuestro dormitorio cuando nos vamos a dormir influye en nuestro estado de ánimo y en nuestra predisposición al descanso.

Os aconsejamos que intentéis crear armonías cromáticas con tonos neutros o cálidos que inciten a la relajación y al descanso.

Calificar el artículo

LA PREPARACIÓN PARA EL SUEÑO

¿Sueles calentar tus músculos cuando vas a hacer deporte?

Al igual que preparamos nuestro cuerpo cuando vamos a realizar ejercicio físico, también debemos prepararlo cuando nos vamos a dormir.

 

 

Una buena preparación comienza mucho antes de irse a la cama. Es aconsejable realizar las actividades que requieran de mayor energía por la mañana. Debemos tratar de organizar nuestro día de modo que las actividades más sosegadas se realicen más tarde.

La alimentación, el ejercicio físico, el entorno de descanso y otros muchos factores influyen de forma significativa en el tiempo que tardamos en quedarnos dormidos.

Existen una serie de recomendaciones que, si las seguimos, nos ayudarán a entrar en el sueño más fácilmente.

  • Es muy importante ir a la cama cuando entra el sueño.
  • Si resulta difícil quedarse dormido, no es mala idea leer hasta adormilarse.
  • Mantener la habitación en un ambiente adecuado: temperatura, iluminación, etc. (Hábitat en el descanso)
  • Evitar mirar dispositivos con pantallas retroiluminadas. (Insomnio digital)
  • Hacer ejercicio (lejos de la hora de acostarse) es beneficioso para el sueño.
  • Evitar tomar cafeína por la noche y en grandes cantidades.
  • Evitar comidas copiosas por la noche, tampoco acostarse con hambre.
  • Intentar levantarse y acostarse siempre a la misma hora.
  • Acostarse con prendas cómodas.

 

En conclusión, podemos afirmar que la preparación para el sueño es un aspecto muy importante para un correcto descanso. A partir de la puesta de sol es recomendable realizar actividades más sosegadas, no excitantes, para que cuando llegue la hora de dormir nuestro cerebro esté en un estado más apropiado para entrar en el sueño.

Calificar el artículo

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Por la navegación acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador según informa nuestra nota legal.